La Acupuntura en Eslovaquia. En el Centro de Europa Oriental.

Mi nombre es Martin Ďumbala, soy de Košice (Eslovaquia), practicante de medicina tradicional china y profesor de acupuntura desde 2012. Cursé mis estudios de forma privada en la ciudad de Huaihua, en la provincia de Hunan (China).

En Eslovaquia la acupuntura está regulada y sólo los médicos de profesión pueden ejercerla, mientras que para el personal no sanitario no hay regulación al respecto.

Me gustaría compartir con mis compañeros acupuntores en España y Latinoamérica la situación de la acupuntura en mi país y mi experiencia con la acupuntura del ombligo (Navel Acupuncture), en la que estoy especializado.

El ombligo es el centro de la vida ya que el feto está conectado a la madre por el cordón umbilical, a continuación y gracias a esta unión se forman el corazón, los pulmones y el intestino grueso. Además el ombligo está conectado al sistema nervioso autónomo, por lo que podemos estimular el Qi original con él.

Fue difícil encontrar un maestro en esta técnica, pero con el tiempo conseguí estudiarla e integrarla con el sistema del Maestro Tung que estudié en Beijing, Londres y Taiwán.

En combinación, logré un muy buen efecto en el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, alergias, enfermedades gastrointestinales, enfermedad de Crohn y enfermedades autoinmunes.

La Importancia del Diagnóstico.

Es importante diagnosticar correctamente al paciente con el diagnóstico por el pulso y con respecto a este diagnóstico elijo el sistema para el tratamiento, ya sea mediante el Pentagrama, el Gua, el Sistema holográfico o solo un elemento del Sistema Zang – Fu, además de tener en cuenta que muchas enfermedades empiezan con una dieta errónea o puede tener un origen emocional.

En este estilo de acupuntura, es importante tener en cuenta la profundidad de la punción y la capa en la que se trabaja, así como el sistema de meridianos y su correspondencia holográfica, además del orden en la punción.

El sistema del Maestro Tung es único y complejo y en mi práctica consigo los mejores resultados con los puntos de los dedos y las manos (Zonas 11 y 22), ya que es donde más terminaciones nerviosas hay y tienen una comunicación más rápida con el cerebro, es donde más rápidamente sentimos sensaciones como frío, calor, dolor.

Si tomamos en cuenta la primera autopsia pública del Dr. Jesenius en Praga en 1600, la medicina alopática en occidente tiene un promedio de vida 400 años,  mientras que la Medicina Tradicional China tiene una larga historia de 3000 años.

Les deseo a mis colegas españoles y latinoamericanos mucho éxito en el tratamiento de sus pacientes.