Acupuntura en Vietnam. Maestros de la Electroacupuntura

La Medicina Tradicional está muy arraigada en la sociedad vietnamita, y existen Hospitales como el Hospital Nacional de Acupuntura de Hanói (Bệnh Viện Châm Cứu Trung Ương), en el que se tratan cientos de desequilibrios de todos tipos, siendo especialistas en tratamiento y recuperación tras un accidente cerebrovascular (Ictus o ACV) y otros problemas de carácter neurológicos, teniendo un departamento especializado en ACV, el Stroke and Rehabilitation Department (Khoa Đột Quỵ Phục Hồi Chức Năng).

No es el único, ya que también existen otros Hospitales de reconocido prestigio y pequeñas clínicas locales a lo largo de todo el país en los que se administra acupuntura, electroacupuntura y fitoterapia como principal método de tratamiento, así como otras disciplinas como Qi Gong, las terapia con ventosas (cupping) o la moxibustión.

Los médicos reciben una amplia formación.

Los médicos que prestan servicio en este tipo de hospitales en Vietnam, tienen que enfrentarse a un mínimo de 6 años de formación universitaria, durante 4 años estudian Medicina Occidental y los otros 2 años se dedican única y exclusivamente al arte de la Medicina Tradicional.

Los dos máximos exponentes de la acupuntura vietnamita de los últimos tiempos han sido Nguyễn Văn Nghị (1909 – 1999) y Nguyễn Tài Thu (1931), aún con vida y al que tuve el inmenso placer de conocer y recibir su formación en 2018. El primero fue un reputado médico y uno de los promotores más importantes de la acupuntura en Europa, el segundo también médico y con multitud de honores civiles y militares es actualmente el Presidente de la Asociación Mundial de Acupuntura, Presidente de la Asociación de Acupuntura de Vietnam y Presidente de la Sociedad de Socorro de Vietnam.

Vietnam ha desarrollado sus propias técnicas y equipos.

Una de las principales características de la acupuntura vietnamita es que está completamente generalizado el uso de la electroacupuntura en todos los tratamientos, sea cual sea su origen, gravedad y desarrollo; de hecho se puede decir que hoy en día son los auténticos maestros de la electroacupuntura, superando ampliamente a China en cuanto a los estudios, formación y utilización de estos aparatos, llegando a incluso desarrollar máquinas propias, como es el caso del Hospital Nacional de Acupuntura de Hanói, en el que un grupo de médicos e ingenieros desarrollaron la máquina de electroacupuntura M8, una de las más potentes y que se utiliza de forma generalizada en las dependencias del centro.

Otra de las características principales es el uso de agujas de gran tamaño, hasta de 40 centímetros, un tipo de acupuntura llamada Mãng Châm, en sentido literal, agujas boa (como la serpiente). Estas agujas tienen unas características algo especiales, sobre todo en cuanto a tamaño; históricamente está conformado por un juego de 9 agujas con diferentes tamaños y aplicaciones, que se usan dependiendo de la patología a tratar.


Experto en MTC