Mecanismos de funcionamiento de la Acupuntura

Los posibles Mecanismos de funcionamiento de la Acupuntura clásica son por todos los profesionales conocidos,
como los canales se conectan internamente, entre sí y con los órganos.
Pero, ¿y si te dijese que se han realizado numerosos estudios e investigaciones para conseguir
llegar a la “raíz” del misterio por medio de métodos científicos? A continuación te
presentamos algunos de las teorías más trabajadas y aceptadas sobre el funcionamiento de la
Acupuntura que han aportado estas investigaciones.

La Teoría de la Bioquímica
Una teoría muy arraigada (y quizá la comprobada y aceptada) sobre el efecto que produce la
acupuntura es la de los procesos bioquímicos, actuando a varios niveles, alivio del dolor,
aumento de la circulación sanguínea y eliminación de los procesos inflamatorios.
Cuando estimulamos una zona corporal específica con el uso de agujas la pituitaria y el
hipotálamo liberan endorfinas, hormonas que son generadas de forma natural en el cuerpo
humano y funcionan como analgésicos. Estas endorfinas actúan contra el dolor físico general,
local y de otras índoles como puede ser el dolor premenstrual o a nivel neurológico los
espasmos musculares.
Esta estimulación también puede provocar la liberación de otras hormonas, como pueden ser
el TSH o la progesterona, por lo que también se obtienen muy buenos resultados en
desarreglos hormonales, como pueden ser problemas ginecológicos (incluso de fertilidad), del
sistema endocrino o del Sistema Inmunológico, mediante el aumento de linfocitos en sangre.
De mismo modo también se ha comprobado que la acupuntura regula los niveles de
serotonina, neurotransmisor que afecta a nuestro estado de ánimo, por lo que otro de los usos
más comunes es el tratamiento de patologías como la depresión

La Teoría del Sistema Nervioso (Fibras C)
El 5 de Octubre de 2009, la Universidad de Curtin, en Perth (Australia), publicaba un estudio
del Dr. Morry Silberstein, en el que indicaba que “Tras 3000 años de misterio, los secretos de la
acupuntura habían sido descubiertos”, dando así a conocer su teoría de porque la acupuntura
funciona.
Esta teoría se basa en la existencia de fibras “C”, o fibras nerviosas de conducción lenta, que
carecen de vaina de mielina (al contrario que los axones de las neuronas) y que responderían a
gran variedad de estímulos, entre ellos térmicos, mecánicos o químicos. Estas fibras
transmiten la información sensorial de una forma muy lenta, pero cubriendo grandes
distancias.El estudio indica que cuando se produce una disrupción en el circuito sensorial de estas fibras
“C”, se interrumpe el envío de mensajes de dolor al Sistema Nervioso y comienza la liberación
de neuropéptidos que realizan una función analgésica. Dado que estas terminaciones
nerviosas se ramifican en los puntos de acupuntura, las agujas serían el elemento detonador
de esta reacción para eliminar la sensación de dolor.

La Teoría de la Fibra Óptica
Parece se que esto comienza en Rusia, donde en 1991 Investigadores rusos del Instituto de
Medicina Clínica y Experimental en Novosibirsk, en Siberia Occidental (URSS), liderados por el
Dr. en física Vlail Kaznacheev, miembro de la Academia Rusa de Ciencias Médicas,
descubrieron que el cuerpo humano conducía la luz.
Parece ser que esa conducción se encontraba de forma especialmente activa en el recorrido de
los meridianos de acupuntura y que es en los puntos de acupuntura donde esta luz entra y sale
del cuerpo.
A finales de los 90 los neurocientíficos constataron que en el cerebro existen vías de “fibra
óptica” en el cerebro, que emite biofotones de forma natural y que estos tendrían una
longitud de onda de entre 200 y 1300 nm, y visible al ojo humano en gran parte de su
espectro, ya que este puede detectar longitudes de onda de entre 380 a 750 nm.
En Julio de 2009 los Doctores Masaki Kobayashi, Daisuke Kikuchi e Hitoshi Okamura, del
Instituto de Tecnología Tohoku, en Sendai, Prefectura de Miyagi (Japón), realizaron un
experimento.
Grabaron durante 3 días con cámaras de alta sensibilidad a voluntarios en un entorno de
luminosidad externa controlada y observaron que el cuerpo humano emitía luz propia, en un
espectro tan bajo que no es visible por el ojo humano.
Este brillo emana debido a la combinación de los productos de desecho de nuestro
metabolismo (radicales libres) con ciertas proteínas y lípidos. También observaron que la
intensidad del brillo cambiaba a lo largo del día, coincidiendo de forma muy clara con las
teorías de subida y bajada de energía de la MTC más clásica.

Otros Estudios
Se ha intentado mapear los sistemas de canales con acupuntura y moxibustión, apoyándose
en tecnología como la termografía infrarroja, comprobando cómo aplicando ambas técnicas se
observaba un cambio en la temperatura corporal, no solo en la zona local sino también en el
mismo punto del otro lado del cuerpo.
Por otra parte se ha intentado explicar este funcionamiento mediante las capacidades
especiales de transmisión de electricidad y cambio de polaridad de los puntos de acupuntura, así como por las capacidades electromagnéticas de todos los cuerpos y su afectación por parte
del campo magnético terrestre.
Sea cual sean los posibles Mecanismos de funcionamiento de la acupuntura vemos que aunque se han hecho
muchos avances por parte de los investigadores, es necesario seguir practicando, investigando
y descubriendo los misterios de este milenario arte-ciencia hasta descubrir todo sus secretos.


Experto en MTC