Un arte milenario

La Medicina Tradicional China es uno de los Sistemas terapéuticos más antiguos utilizados por el ser humano para sanar el cuerpo y la mente. Se nutre de las dos corrientes filosóficas más importantes en China, el Taoísmo y el Confucionismo que junto con el Budismo y el Hinduismo son seguidas por más de 2.000 millones de personas en todo el mundo, sobre todo en Asia, pero que cada vez cuenta con más adeptos en todo el planeta.

Diferencias entre la medicina alopática y la MTC

La MTC está basada en la regulación energética del ser humano, mediante conceptos filosóficos profundos y muy arraigados dentro de las culturas asiáticas, si bien no es exclusivo de estas, ya que multitud de pueblos a lo largo de la historia y por todo el globo han integrado técnicas similares en el tratamiento de las enfermedades y dolencias; punciones con elementos naturales, uso de los productos que nos brinda el entorno (tanto vegetales como animales), observación de los movimientos naturales y sobre todo mediante un concepto del todo unificado, en el que todas las pieza conforman un conjunto que no funcionaría de forma correcta si fallase cualquiera de sus partes.

La otra gran diferencia con respecto a la medicina alopática es que se trata al individuo de forma única e individual, examinando y analizando los factores intrínsecos a la propia persona, lo que vale para un paciente puede no ser válido para otro con la misma o similar patología, por lo que todos los tratamientos son completamente individualizados.

La Medicina Tradicional China cuenta con una compleja estructura (muy diferente al concepto occidental de la enfermedad y la medicina), que ha llegado a nuestros días a través de milenios de investigaciones y pruebas empíricas, y que se pone en práctica a través de diversas “artes” o disciplinas, como pueden ser la fitoterapia (el uso de plantas y sustancias medicinales), el Qi Gong (gimnasia terapéutica china), el Tui Na (masaje terapéutico chino), la acupuntura (la punción de ciertos puntos de acupuntura para lograr el equilibrio), la dietoterapia (que sigue las mismas reglas que la fitoterapia) y la meditación.

introduccion agujas acupuntura

Diagnóstico y tratamiento

Para el diagnóstico de la patología podemos usar varios métodos, siendo todos ellos complementarios y conjugables a la hora de clasificar las enfermedades, podemos realizarlo  mediante el pulso, la lengua, el Hara, el aspecto corporal de la persona, mediante la teoría de los 5 elementos, la teoría de las 4 capas, la de los 6 niveles, de las energías perversas, etc.

Con respecto al tratamiento para eliminar los desequilibrios el abanico de técnicas y estilos es prácticamente innumerable, algunos de los más utilizados son la teoría de los meridianos unitarios, de los que se nutre la acupuntura distal (con los estilos del Dr. Tan y el Maestro Tung a la cabeza); Microsistemas de contrastada fiabilidad, como pueden ser la Craneopuntura (con los estilos de Jiao Sun-Fa, Yamamoto o Zhu Scalp, entre otros)  o la Auriculoterapia; o bien trabajar con la teoría de los meridianos valiéndonos de la potencia de diferentes grupos de puntos clasificados desde hace milenios, Puntos Shu Antiguos, Puntos Iu, Yuan, Luo, o Xi, los Puntos Fantasma, los Puntos Mo, Ventana del Cielo, Puntos Estrella Celeste de Ma Dan Yang, Puntos de los 4 Mares, o los Puntos He Inferior, por solo citar algunos.

Experto en MTC